Ya estoy por aquí chiquitines, la espera por fin llegó a su fin y aquí me tenéis de nuevo. Cada viernes me tendréis por aquí con un poquito más de mí, con un pedacito de mi corazón. Nos leemos.

viernes, 8 de marzo de 2013

Mentiroso...


Odio a los mentirosos pues solo saben decir mentiras. Los odio con todas mis fuerzas. Todas las personas mienten, hasta yo lo he echo, pero odio a esas personas que lo único que hacen es mentir y mentir. Que cada vez que abren la boca es para mentir, para hacer daño a la gente con sus mentiras. No saben que con todo lo que dicen hacen daño... he incluso cuando lo descubres te siguen mintiendo hasta que no pueden mentir más para ocultarlo y te dicen la verdad. Lo más fuerte es que cuando les pides una explicación te dicen que no lo saben. Odio a esas personas que intentan ocultar la verdad con una “simple” mentira que después se convierte en una gran mentira que es imposible de parar. Es como una bola que se va haciendo grande, grande, cada vez más grande y que es imposible de parar porque si no te aplastaría. Odio esas mentiras que dicen las mentiras solo por gusto, por placer y no saben que eso hace daño y mucho. Algunas mentiras te llegan a romper el corazón...te destrozan por completo y a partir de ahí todo ha cambiado. Antes de mentir di la verdad aunque duela, ya se decidirá si duele o no.
Las mentiras duelen, hacer llorar.


No hay comentarios:

Publicar un comentario