Ya estoy por aquí chiquitines, la espera por fin llegó a su fin y aquí me tenéis de nuevo. Cada viernes me tendréis por aquí con un poquito más de mí, con un pedacito de mi corazón. Nos leemos.

viernes, 27 de diciembre de 2013

Casualidades.

Por una simple casualidad te puede cambiar la hora, día, semana, mes, año e incluso la vida. TE la puede cambiar a bien o a mal. Las cosas más bonitas de está vida son las que se viven sin pensar, las que aparecen sin querer, las cosas más alocadas pensadas justo en el último minutos: las casualidades.
Un simple hola de una persona cualquiera de la cual casi nunca (por no decir nunca) se intercambian palabra alguna puede establecer una preciosa amistad, incluso algo más. Esas son las bonitas casualidades de la vida.


No hay comentarios:

Publicar un comentario