Ya estoy por aquí chiquitines, la espera por fin llegó a su fin y aquí me tenéis de nuevo. Cada viernes me tendréis por aquí con un poquito más de mí, con un pedacito de mi corazón. Nos leemos.

martes, 4 de marzo de 2014

Febrero.

Febrero, mes corto pero intenso. Este mes ha sido hermoso pero un tanto triste. La mayoría del mes ha sido agradable, con momentos muy dulces pero acabó con tonos amargos. En este mes me he dado cuenta de muchas cosas, he "abierto los ojos" por decirlo de alguna manera. He estado bien, feliz y al momento toqué fondo. Toqué fondo de una manera abismal, no podía seguir adelante. No me quedaban fuerzas para levantarme, para seguir. 

Todo, por esos bajones inesperados,
que no tienen ninguna explicación lógica.
Todo, por esa profunda tristeza.
Todo, por esa abrumadora sensación de vacío.
Todo, por esa infelicidad constante
al saber que no le importo.

Pero me di cuenta de que tengo que ser fuerte, que tengo que seguir avanzando y tengo que levantar tras cada caída. Que mi único objetivo tiene que ser seguir adelante, sin mirar atrás.

Perdón por subir esta entrada ahora, debería de haberla subido en Febrero, pero he estado algo liadilla y aún me quedan muchas entradas por subir. Lo iré haciendo poco a poco.


No hay comentarios:

Publicar un comentario