Ya estoy por aquí chiquitines, la espera por fin llegó a su fin y aquí me tenéis de nuevo. Cada viernes me tendréis por aquí con un poquito más de mí, con un pedacito de mi corazón. Nos leemos.

sábado, 24 de mayo de 2014

Cansada.

Estoy cansada de todo esto, de falsas sonrisas, de lágrimas ahogadas, de falsas ilusiones, de esperanzas perdidas, de sueños rotos... Y de verdad es que no puedo con todo, todo me puede. Anhelo estar bien, ser feliz. Hecho tanto de menos esas emociones, esos sentimientos... ya casi ni recuerdo como era estar así.
Mis días son grises, pero no de un gris claro, casi blanco sino de uno muy oscuro; tirando a negro. Odio mis días, no puedo más. Me siento desplazada de todo, no encajo en ningún sitio y por ahora no creo que encaje en ningún lado.
Ahora mismo siento desesperación, dolor pero psicológico que duele más, aunque siempre acompañado del físico para estar aún peor.
No me puedo explicar el porqué estoy así, ¿por qué no puedo ser feliz sin más, sin que me importe nada más? Simplemente estoy cansada de esto, de todo. Ya me cansé de fingir todo el tiempo. No quiero fingir ser una chica feliz con una sonrisa en el rostro, porque eso me hace más daño. Deseo y deseaba ser tan feliz como conseguía parecer pero ¿para qué lo hacia? Si al fin y al cabo por dentro iba destruyéndome poco a poco. 
¿Para qué fingir más si a nadie le intereso?


No hay comentarios:

Publicar un comentario