Ya estoy por aquí chiquitines, la espera por fin llegó a su fin y aquí me tenéis de nuevo. Cada viernes me tendréis por aquí con un poquito más de mí, con un pedacito de mi corazón. Nos leemos.

viernes, 9 de mayo de 2014

Recuerdos.

Recuerdo todos los momentos vividos contigo, directa o indirectamente.
Recuerdo perfectamente todas nuestras eternas conversaciones, tan especiales, tan nuestras. Ahora las echo de menos. No puedo creerme todavía que ya se fue todo, que todo se quedó estancado en el pasado y allí se va a quedar. Me da muchísima pena que todo esto algún día caiga en el olvido. No quiero que suceda porque el día que ocurra morirá algo de mí, una parte muy querida, una parte de mis recuerdos, una parte muy especial de mi vida.

Recuerdo perfectamente el día que te conocí, ese frío día de invierno. Fue tan especial, tan...tan mágico e inigualable. Ese día hacía una frío polar pero yo no lo notaba para nada, pues el fuego del amor se apoderó de mí nada más verte. No sé si te pasó lo mismo a ti pero yo no podía controlarme, no podía controlar mi cuerpo, pues te deseaba, y aún lo sigo haciendo. No sé si todavía lo sigo haciendo de la misma manera que antes, ni si quiera sé de que manera lo hago. Sólo sé que lo sigo haciendo y es muy probable que durante el resto de mi vida lo siga haciendo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario