Ya estoy por aquí chiquitines, la espera por fin llegó a su fin y aquí me tenéis de nuevo. Cada viernes me tendréis por aquí con un poquito más de mí, con un pedacito de mi corazón. Nos leemos.

domingo, 25 de mayo de 2014

Sin rumbo...

"Sin rumbo"; creo que esa es la mejor frase que puede describir mi vida. Pues bien, he llegado a la conclusión de que todo lo que he vivido durante todos estos años no me ha servido realmente para nada. Pienso que si realmente me hubiese servido de algo ahora estaría de otra manera. No sé si podría ser totalmente feliz pues eso nunca se sabe pero de lo que estoy segura es de que todo sería muy distinto. No sufriría tanto, o al menos eso es lo que yo pienso.

Necesito buscarle un rumbo a mi vida, uno concreto, uno con el que pueda llegar a algo. Pero, ¿cuál he de escoger? ¿cuál es el correcto? La verdad es que tengo miedo, miedo de cambiarlo todo y volverme a equivocar de nuevo y de que todo lo que haya echo no sirva para nada. Quiero cambiar pero tengo miedo, miedo a los cambios. Tengo miedo de que si consigo cambiar me convierta en alguien realmente opuesto a mí o dejar de ser yo misma, perder mi esencia o cambiar tanto que al final me convierta en otra persona. Pero aunque tenga miedos tengo que hacerlo, tengo que cambiar, por mi bien y por el de las personas que me quieren y están a mi alrededor.


No hay comentarios:

Publicar un comentario