Ya estoy por aquí chiquitines, la espera por fin llegó a su fin y aquí me tenéis de nuevo. Cada viernes me tendréis por aquí con un poquito más de mí, con un pedacito de mi corazón. Nos leemos.

jueves, 18 de diciembre de 2014

Harta y sin fuerzas.

Estoy decepcionada por todo. Estoy harta de esforzarme y de no conseguir nada a cambio. Estoy harta de darlo todo de mí, todas mis fuerzas para que mis metas estén más lejos, más y más inalcanzables. Estoy cansada de tener que esforzarme para nada. Estoy harta de que mis sueños se vena destrozados porque no valoran todo lo que hago, joder. Tengo ganas de llorar y no puedo. Tengo ganas de evadirme de malas maneras y no debo, joder, pero me muero de ganas...aunque no puedo, no debo. Se supone que ya lo superé. Se supone que ya he pasado varios problemas y demás adversidades y que no he tenido que recurrir a ello porque "estoy bien" pero ahora... Ahora es distinto. Ahora necesito evadirme. Todo me ha superado y quiero volver a hacerlo pero me sentiría repugnante, decepcionaría a muchísimas personas y lo más importante de todo, me decepcionaría a mí misma... y eso es lo que más me duele. Por eso no lo hago, por eso intento no hacerlo pero mis fuerzas se acaban. Se van consumiendo por segundos y ya se están acabando. Y mi fuerza es lo único que me ayuda a seguir, es lo único que me mantiene a salvo de todas esas estúpidas maneras de evadirme. Por eso cuando mi fuerza se acabe del todo...yo también lo haré.

No hay comentarios:

Publicar un comentario