Ya estoy por aquí chiquitines, la espera por fin llegó a su fin y aquí me tenéis de nuevo. Cada viernes me tendréis por aquí con un poquito más de mí, con un pedacito de mi corazón. Nos leemos.

jueves, 12 de febrero de 2015

Otra carta más.

Van pasando los días. Poco a poco. Cada vez esto es más duro. La vida es demasiado puta, pero aquí estoy. Aún sigo por estos lares y la verdad es que no sé el motivo, supongo que hay algo (o alguien) que me ata a esta insufrible vida.
Sí, insufrible vida, porque tú no estás. No estás aquí a mi lado y eso duele. ¿Sabes? Te necesito cerca, tan cerca como puedas pero eso es imposible. Al menos físicamente. Tú lo quisiste así...y aunque me cuesta creerlo debo aceptarlo.
Se va acercando el día de San Valentín, ese catorce, que a mí me gusta llamarlo día sin ti... porque, joder, ya van a hacer seis jodidos meses sin tu risa, sin tus ganas de vivir (pero solo a ratos), sin tus llamadas...sin nada de ti salvo tu recuerdo, mis lágrimas y mi corazón hecho añicos. Me dejaste destrozada y sin ti, que no sé que es peor. Estar destrozada jode pero al fin y al cabo te acostumbras o lo superas o yo que sé pero...estar sin ti, eso sí que es jodido porque da igual que haga, que piense o como actue, me duele y va  seguir doliendo. Solo podría verte, sentirte, tocarte (de nuevo o por primera vez) solo si el dios Hares lo permite. Aunque no creo que lo permita. Tendría que dejarme bajar a su infierno y eso no es nada sencillo. Pero el maravilloso Cupido me obliga a ello. Clavó en mi una jodida flecha de amor que aún sangra. Y duele. Porque da igual que sea de Cupido, al fin y al cabo, sigue siendo una flecha. Un arma que destruye, que mata, que duele. Y aún sigue clavada. Tanto en ti como en mí pero la única diferencia que existe es que yo, viva, si siento el dolor que ella produce pero tú, muerto, ya no sientes nada. Al menos eso es lo que pienso o lo que quiero creer pues sé que ya has sufrido demasiado en este mundo. Debiste de sufrir demasiado como para querer marcharte y de echo lo hiciste. Dejándome aquí, sola y sin ti. Por eso quiero pensar que estás bien, que tu sufrimiento se acabó en ese justo momento en el que dejaste esta vida material porque sino es así, ¿de qué sirve ser fuerte o pensar que donde sea que estés estás bien? No me serviría de nada...
Y sin darme cuenta, he acabado escribiéndote otra carta más. Sin darme cuenta lo hago, me sale solo pero es que de alguna manera tengo que sacar todo este dolor que tengo dentro, justo en el lado izquierdo del pecho se encuentra todo mi dolor, porque sino... acabaría matándome yo también. Aunque ahora, con esto me voy muriendo un poquito con cada carta, cada escrito, cada verso que te escribo. 
Te sigo echando de menos, incluso más que la última vez que te escribí una carta de estas que jamás podrás leer, L.

2 comentarios:

  1. No se muy bien que comentar aquí jeje, es muy bonita pero a la vez algo confusa, lo que le da un toque misterioso y hace que quede genial. Solo quería darte mucho ánimo en estos días que te aguardan, mucha suerte y ojala ese dolor tuyo vaya desapareciendo con el tiempo...el mágico tiempo que lo cambia todo, que nos controla y nos domina. Ten un lindo día :3 Y ya sabes que puedes contar lo que quieras si así te sientes mejor, ya trate con otras personas con dolores parecidos nya. Bueno suerte y cuidatee ^^

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Lo primero muchísimas gracias por comentar Nacho, la verdad es que con cada comentario me entran más ganas de seguir escribiendo, de seguir dejando un cachito de vida aquí y es que lo seguiré haciendo.
      Bueno es confusa como yo. Simplemente me salió así, sin más. Si te soy sincera este post quería que fuese de otra manera totalmente distinta a lo que realmente ha sido pero cuando tus sentimientos se ponen de por medio da igual lo que hayas pensado antes...pero al final me gustó el resultado. Es tan yo en estos momentos...
      Muchas gracias por los ánimos y la verdad es que los necesito demasiado. Esto es duro, muy duro..pero lo voy sobrellevando.
      Gracias por todo, de verdad. Besos :*

      Eliminar