Ya estoy por aquí chiquitines, la espera por fin llegó a su fin y aquí me tenéis de nuevo. Cada viernes me tendréis por aquí con un poquito más de mí, con un pedacito de mi corazón. Nos leemos.

domingo, 29 de diciembre de 2013

En momentos así...


En momentos así es cuando peor me siento y cuando mejor veo lo jodida que puede ser la vida. Me siento sola, muy sola, sola caminando por esta trayectoria llamada vida. En estos momentos veo como realmente soy, puedo mirarme en el espejo y ver mi alma, mi fondo. Y ahora sé que me he equivocado, mucho y que he cometido muchos errores, muchísimos. Que me he comportado mal y que muchas veces, sin querer, he podido decir cosas que han llegado ha herir los sentimientos de las personas que quiero. Lo siento, pero soy humana. No he querido hacerle daño a nadie y siempre he intentado hacer las cosas lo mejor posible, pero lo siento no soy perfecta, soy un desastre personificado. Nunca, nunca he hecho las cosas con mala intención. Y ahora en estos momentos cuando estoy sola y me siento peor aún me doy cuenta de que debo de pedir perdón, que debo de callarme y escuchar a la gente, pero sobre todo arrepentirme de todos los errores cometidos. Así que ¡LO SIENTO!
Lo siento si te he fallado.
Lo siento si te he hecho daño.
Lo siento si te he contestado mal.
Lo siento si te he perjudicado.
Lo siento si te he juzgado.
Lo siento una y mil veces más.


sábado, 28 de diciembre de 2013

.


¿Por qué he sido así? ¿Por qué me he comportado de esa manera? ¿Por qué he tenido que confiar en él? ¿Por qué ha tenido que pasar? ¿Por qué se lo di? Pues porque soy gilipollas, soy una grandísima GILIPOLLAS. Ahora después de esto me siento la peor mierda que puede existir en este momento... ¿Cómo he podido estar tan ciega todo este tiempo? No lo sé...realmente no lo sé...pero ahora estoy realmente jodida por eso.
Ahora lo veo claro...solo me quería para eso...y ahora que lo ha conseguido me ha olvidado, me ha dejado, me ha destrozado... Se ve que no le he importado nada, que todo lo que me decía era mentira, que me ha utilizado, ha jugado con mis sentimientos sin importarle nada, absolutamente NADA. Creía que le importaba, pero claro, no sé como estuve tan ciega, sino le importo a nadie, entonces ¿por qué le iba a importar a él? ¿por qué con él iba a ser distinto?
Según él “me quiere” pero claro ¿quién puede querer a una chica con problemas psicológicos, con cicatrices por todo su cuerpo y que la mayor parte del tiempo se siente como una mierda? Pues quien va a ser NADIE. No sé como he podido ser engañada...
Pensaba que él era el único que me podía llegar a querer, que podía ser él único que le importaba... pero veo queme equivoco, que me equivoqué al confiar tanto en él...en dárselo todo...

Ahogada en lágrimas.

No sé que pasa, no sé que es todo esto. Llanto ahogado , ahogarme en lágrimas, es todo lo que puedo hacer. Dejar que pase el tiempo, quedarme en silencio, estar muerta en vida. Es toso lo que me queda.
¿Por qué que es lo que me queda? Nada, no me queda nada. Por eso lloro, me rompo, me ahogo en lágrimas, en mis propias lágrimas, estoy echa mil pedazos, pero ¿a quién le importa? Ya te lo digo yo, no le importa a nadie.
-¿Mi familia? Pues que te voy a decir de ella, me la suda literalmente, no les importo, van de que me quieren ayudar pero en realidad me hunden más.
-¿Mis amigos? Pues ellos, bueno, si que les importo, pero mis padres impiden que me den su ayuda porque para ellos no lo es.
-¿Él? Pues que te digo, él es el que más me ha ayudado sin saberlo, el que siempre, siempre me ha sacado una sonrisa en mis peores momentos.
Solamente pido un poquito de libertad, solo un poquito. Solo poder volar un poco, que me dejen volar. Poder cometer errores sola y luego aprender de ellos. Quiero caerme, equivocarme y que con cada caída aprender más y levantarme cada vez con más fuerza. Solo pido eso...¿es tanto pedir?


viernes, 27 de diciembre de 2013

Palabras y silencios.

Palabras, palabras mudas, que no dicen nada, no expresan ningún sentimiento. Son sólo palabras vacías, sin ningún resultado. Si vas a hablar así mejor cállate, manten tu boca cerrada. Porque hay silencios que dicen mucho más que las palabras, silencios que hablan, que expresan mucho más, que lo significan todo y a la vez nada. Que sin quererlo, sin darse cuenta, demuestran mucho más, muchísimo más que unas cuantas palabras sin sentido e ilógicas. No empieces a decir palabras, así a lo loco, para formar frases incoherentes, mejor cállate y deja que el silencio hable. Él sabrá que hacer, deja al silencio, déjalo, deja que arregle la situación, a su manera.


Casualidades.

Por una simple casualidad te puede cambiar la hora, día, semana, mes, año e incluso la vida. TE la puede cambiar a bien o a mal. Las cosas más bonitas de está vida son las que se viven sin pensar, las que aparecen sin querer, las cosas más alocadas pensadas justo en el último minutos: las casualidades.
Un simple hola de una persona cualquiera de la cual casi nunca (por no decir nunca) se intercambian palabra alguna puede establecer una preciosa amistad, incluso algo más. Esas son las bonitas casualidades de la vida.


Cortes, heridas, autolesiones.

Nadie puede entenderlo si no lo ha vivido. Nadie puede decir que es una tontería (que a lo mejor puede ser, pero a mí no me lo parece), puede que tengas razón es eso, pero si no lo has vivido, si no has pasado por eso no digas que puede ser de locos, que es una tontería y sólo para llamar la atención. Por favor, si no lo entiendes no taches a esa persona porque si no conoces su historia no debes juzgarla.
¿Acaso tú sabes lo que es tener un dolor emocional/psicológico que no se puede tapar con nada más que con dolor físico? Claro que no, claro que no lo sabes, no has pasado por eso y no tienes ni idea de todo lo que se sufre, pero no por el dolor físico sino por el emocional/psicológico. Ese es el peor dolor del mundo, espero que tú no lo sientas, pero que tampoco lo causes, porque las personas que lo tienen sufren mucho, muchísimo, más de lo que puedes imaginar. No sabes el calvario por el que pueden pasar algunas personas por ese maldito dolor.


Hipócritas.


Quiero salir de aquí, escapar de una vez de este mundo lleno de hipócritas. No los soporto. No odiaría tanto este mundo si no existieran los hipócritas. ¿Por qué la gente es así? ¿Por qué todos son tan hipócritas? La verdad es que no lo sé, y quiero buscar una respuesta a esas preguntas para así buscar una solución lo más lógica posible.
Muchas veces me gustaría salir corriendo hacia algún lugar donde pueda estar segura de todas esas personas hipócritas, de sus comentarios hechos con maldad, de toda esta asquerosa sociedad. Refugiarme durante un largo tiempo hasta que yo me sienta mejor. Dejar de existir durante algunas horas, días, meses o hasta incluso años, ojalá pudiera haces eso y desaparecer para siempre sin que la gente de mi alrededor lo note.

sábado, 5 de octubre de 2013

Dolor.

Dolor, dolor es lo que siento con cada calificativo negativo que utilizas para describirme. Yo no soy así, has echo que me crea todas esos calificativos. Tú eres la que me has cambiado, la que has echo que me esconda en mi coraza y salga en pocas ocasiones. Mi sonrisa y felicidad han sido afectadas por tu culpa, he pasado de ser una chica alegre y feliz a ser una chica abatida y triste. Gracias a ti cada día me veo peor, gracias a tus calificativos (que me he creído) mi reflejo en el espejo ha ido cambiando, cada vez me saco más defectos al mirarme en el. Te odio, te odio con toda mi alma, muchísimas gracias por destruirme poco a poco.
Creo que no hace falta que diga que tú eres la sociedad.


jueves, 3 de octubre de 2013

Soledad.

Soledad, la mejor compañía que puedo tener. Estoy sola en mi triste soledad.
La gente me ha ido dejando, abandonando poco a poco, y ahora solo me queda mi preciosa soledad. Mi soledad algunas veces es triste, depresiva, enloquecida, derrotada... Sin en cambio muchas otras veces son alegres, divertidas, preciosas, entretenidas... Estoy bien en mi soledad, rodeada de mis más fieles amigos, aquellos que nunca me han dejado ni me dejarán: mi música, mis libros, mis cuchillas y mis cicatrices. Soy feliz así, soy feliz expresando mis emociones y sentimientos en mi soledad, sin tener que fingir sonrisas y llorando cuando lo necesito sin preocuparme de que la gente me vea. Junto con mi soledad puedo ser yo misma, por eso me gusta tanto mi soledad.


Gente.

Echo de menos a mucha gente en mi vida, a gente que quería y aún quiero. No sé el porqué se fueron, no sé el porqué de su causa. Lo único que sé es que ya no están y eso me deprime, me entristece.
Sé que he cambiado, que ya no soy como antes y ya nunca podré ser igual que antes. A lo mejor por cambiar la gente se ha ido de mi lado, me ha abandonado... No los juzgo a ellos por dejarme, me juzgo a mí misma por dejar que eso sucediese, porque ahora, en mis peores momento, es cuando más las echo en falta, cuando más las necesito. En estos momentos me siento muy sola sin esa gente...



lunes, 23 de septiembre de 2013

Tiempo...

Frustración al ver que voy tachando día a día parte del calendario. Aunque vaya tachando y arrancando sus hojas todo sigue igual. La frustración se apodera de mí, día tras día, me engulle más y más y no puedo hacer nada para pararlo. Todo se me va de las manos sin saber verdaderamente el por qué de esta situación. Todo se me viene encima y el mundo se cae a mis pies...

Toda esta situación empezó cuando tú te fuistes, todo empezó el día en el que dejemos de ser "algo más" y empecemos a ser "nada" de nuevo. Fue un cambio que me dolió bastante, aún duele y seguirá doliendo, tanto o más como el primer día. Y ese dolor nunca desaparecerá, se quedará ahí, en algún lugar de mi corazón en el que poco a poco se irá escondiendo detrás de nuevos recuerdos, dulces o amargos todavía no lo sé, que iré viviendo a parto¡ir de ahora. Y algún día estará tan escondido que al fin podré decir: "Parece que ya no duele, por fin ha llegado ese día que tanto he ansiado que llegará en esas noches en vela llorando por ti." Pero hasta que llegue ese día lo único que puedo hacer es dejar que el tiempo pase, el tiempo lo dirá todo.


domingo, 22 de septiembre de 2013

Cuantas veces...

El verano ya pasó, el frío está apunto de comenzar y todo lo que vivimos se quedará atrás.
Hemos pasado mucho y a la vez poco en los últimos días de verano. Y todo lo que pasemos está ahora en un recuerdo dulce y amargo a la vez. Todo ya está en el pasado, pero en un pasado no muy lejano.

Recuerdo la noche en la que nos encontremos, fue la noche de aquel 8 de Agosto. Ha pasado ya mucho tiempo desde esa noche y también demasiadas cosas. Esa noche calló en Jueves y creo que fue una de las más bonitas de este verano. Esa noche el cielo estaba lleno de estrellas y nos quedamos los dos, uno al lado del otro, observándolas.



Sé que esa noche también había más gente con nosotros, pero yo principalmente me centraba en ti. Pasé junto a ti los mejores cinco días del verano, pero también los cinco peores. Fueron diez días de los más intensos para mí. Todo al principio era alegría y felicidad, pero poco a poco se fueron convirtiendo en frustración y tristeza.



Cuando todo iba bien todo era perfecto. Recuerdo que cada uno de los primeros cinco días que pasé junto a ti regresaba a casa con una intensa sonrisa. Cuantas veces no he podido parar de sonreír al recordar cada segundo que hemos pasado juntos, cuantas veces he soñado contigo después de un día entero juntos, cuantas veces he comido rápida para poder estar más tiempo contigo, cuantas veces he mirado el reloj una y otra vez deseando que la hora a la que habíamos quedado llegase ya, cuantas veces...



Cuando todo se empezó a truncar todo iba de mal a peor. La frustración, desesperación y tristeza se iban apoderando de mí poco a poco sin que yo me diera cuanta hasta que un día se apoderó de mí al completo y e di cuenta de todo lo que había estado pasando. Pero lo peor fue darme cuenta de que ya no había vuelta atrás, de que todo se me había escapado de las manos y no sabía como dejarlo todo como estaba al principio, de que todo lo que había echo era comportarme como una cría y rebajarme a su nivel. Esos días ya no lo pasábamos juntos, todo era distinto entre tú y yo. Nos comportábamos como verdaderos extraños aunque hacía menos de una semana eramos inseparables. Recuerdo haber estado en la calle, durante esos días que nos comportábamos como verdaderos desconocidos, mirarte con ella, tan feliz mientras yo me desgarraba por dentro y ni si quiera me hablabas. Cuantas veces en esos días no habré entrado al baño con lágrimas en los ojos, cuantas veces no habré llorado mientras dormía, cuantas veces he tenido que aguantarme las lágrimas cuando te veía en la calle con ella, cuantas veces no me he despertado en mitad de la noche gritando angustiada por haberte perdido, cuantas veces me e odiado a mí misma por no ser como ella, cuantas veces no habré deseado quedarme dormida y no despertar nunca más, cuantas veces...


Cuantas veces desearé que esos primeros maravillosos días de Agosto regresen, que lleguen de nuevo, pero eso nunca podrá ser... y ahora lo único que me queda hacer es mirar al presente, secarme las lágrimas y sonreír todo lo que pueda hasta que algún día pueda estar contigo como esos días de verano.

sábado, 3 de agosto de 2013

¿Por qué?

¿Por qué? ¿Por qué he podido, puedo y podré quererte tanto? ¿Por qué en todos estos años, en estos cinco jodidos años, no he podido olvidarte? ¿Por qué cuándo me hablas soy la chica más feliz de la faz de la Tierra y una gran sonrisa me invade la cara? ¿Por qué me haces olvidarme de todo, de todos mis problemas cuándo hablamos? ¿Por qué lo nuestro nunca va a poder ser? Mi pregunta es, fue y será... ¿por qué? y tengo tantos porqués, es una lista infinita. Una lista infinita de porqués sin respuesta, para algunos de esos porqués yo tengo esa respuesta que tanto ansío, pero para otros la respuesta la tienes tú pero no me atrevo a preguntarte, tampoco creo que me contestes, otros sin embargo no tienen respuesta posible. 
Espero que algún día todos esos porqués de la lista infinita tengan al fin la respuesta que tanto necesitan.

Aquel día...

Recuerdo el día en el que te conocí. Recuerdo esa sonrisa que desde el primer momento en que la vi me enamoré de ella. Recuerdo esos ojos que me miraban y que la mismo tiempo no lo hacían. Recuerdo tus tonterías, tus risas... Me acuerdo tanto de ese día. Fue hermoso y más aún el recuerdo que queda de ello. Lo triste es que ya pasó y ya hace 5 años de ello. 5 años enamorada de la misma sonrisa. 5 años llenos de sueños. 5 años de sueños rotos. 5 años echándote de menos, hablando contigo casi todos los días y queriéndote más de lo que puedo.

 

Sueña despierta, vive tu sueño:)

Sueña despierta, vive tu sueño. Toma esta frase como filosofía de vida, como un lema, tómala como quieras pero sólo te pido una cosa: que hagas lo que esta frase te dice. Me parece muy importante que gente como tú o como yo, sueñe, que sueñe a lo grande, pero además que aparte de soñar que intente que su sueño se haga realidad, que intente vivir su sueño. Sueña, pero haz de tu vida un sueño.
Soñar es mantener la ilusión que algún día tuvistes de pequeño. Aquella ilusión que tenías cada vez que te despertabas y sabías que aquella noche te había visitado el ratoncito Pérez. Aquella ilusión que tenías cada día de Reyes o de Papá Noel. Aquella ilusión cuando te iban a comprar algo especial.
Así que ya sabes, aunque crezcas cada vez que sueñes seguirás siendo como aquel niño pequeño que un día fuiste.


domingo, 12 de mayo de 2013

Felicidad:D


Felicidad, una palabra muy bonita ¿verdad? Una sensación que muy pocos llegan a vivirla, bien porque tenga las expectativas muy altas o bien a que no sepan seguir adelante con su vida.
Pues para mí la felicidad esta muy presente. Para mí la felicidad solo es sentirse bien con sigo misma, tener a una buena amiga que siempre este ahí para todo, buena música y sonreír siempre.

No hace falta muchas cosas para ser feliz, ¿veis? Yo con mi tata, una tarde y música soy la chica más feliz, llena de felicidad. No hace falta dinero para ser feliz, porque el dinero no compra la felicidad. Aunque con el dinero se pueden comprar cosas que pueden hacer feliz a la gente no es lo mismo, porque si para ser feliz te tienes que gastar el dinero en una cosa innecesaria, eso no es felicidad.

La gente más feliz del mundo no es la que más tiene sino la que menos necesita.

Me encantaría vivir en un mundo en el que todo el mundo sea feliz, sería maravilloso:)

miércoles, 10 de abril de 2013

Paula, mi tata:')



Para vosotros será un simple nombre de una persona cualquiera, pero para mí no. Para mi es la persona que siempre me saca una sonrisa, la persona que siempre esta ahí para todo, la persona que me entiende y comprende perfectamente, la persona que siempre me apoya, la persona a la que le puedo contar todo lo que me pasa y todo lo que pienso, la persona en la que solo puedo confiar.

Solo quiero decirte que tú para mí eres la mejor personita que existe y he podido conocer, que eres un gran gran ejemplo a seguir, que siempre te llevo en mi corazón, que tú junto a Justin sois los únicos en sacarme una sonrisa en los momentos más difíciles, que aunque seas pequeña a la vez eres grande, que te quiero un montón, que nadie me da los abrazos como tú, y que decirte más que no sepas...puff que esas tardes que paso contigo son geniales, que con nadie me lo paso mejor... Que eres fuerte, muy fuerte que siempre sales a delante, que eres una soñadora a más no poder, que si te gusta algo lo persigues y lo consigues, que siempre te veo con una sonrisa incluso cuando todo va mal, que me encanta tu voz, me encanta nuestras videollamadas. Y que como alguien se meta contigo o con nosotras lo mato y punto.  

Tata, como tú no hay nadie más porque molas xD hahah. Esa frase me encanta pero más desde que me dijistes en esa videollamada: “Yo molo, tú molas, nosotras molamos”. Tata te quiero mucho.

Que me encantan tus tonterías, tu forma de reír, tu forma de quererme, me encanta lo feliz que eres, me encanta como afrontas las cosas, me encantan las ganas de vivir y de ser feliz que tienes, me encanta tu espontaneidad, bueno en resumen me encanta todo de ti tata que sin ti ahora mismo no sería nada.

Gracias por estar hay cuando lo necesito, por hacerme reír, por sacarme una sonrisa, por darme ánimos y por que cuando lo doy todo por perdido, por imposible tú me recuerdas ese  “Never say never” y “Believe” que muchas veces olvido. Gracias por todo eso y mucho más, tata te amo <3

viernes, 8 de marzo de 2013

Mentiroso...


Odio a los mentirosos pues solo saben decir mentiras. Los odio con todas mis fuerzas. Todas las personas mienten, hasta yo lo he echo, pero odio a esas personas que lo único que hacen es mentir y mentir. Que cada vez que abren la boca es para mentir, para hacer daño a la gente con sus mentiras. No saben que con todo lo que dicen hacen daño... he incluso cuando lo descubres te siguen mintiendo hasta que no pueden mentir más para ocultarlo y te dicen la verdad. Lo más fuerte es que cuando les pides una explicación te dicen que no lo saben. Odio a esas personas que intentan ocultar la verdad con una “simple” mentira que después se convierte en una gran mentira que es imposible de parar. Es como una bola que se va haciendo grande, grande, cada vez más grande y que es imposible de parar porque si no te aplastaría. Odio esas mentiras que dicen las mentiras solo por gusto, por placer y no saben que eso hace daño y mucho. Algunas mentiras te llegan a romper el corazón...te destrozan por completo y a partir de ahí todo ha cambiado. Antes de mentir di la verdad aunque duela, ya se decidirá si duele o no.
Las mentiras duelen, hacer llorar.


jueves, 7 de marzo de 2013

Recuerdos...


Los recuerdos son cosas de nuestro pasado perdido recordado en el presente. Los recuerdos incluso cuando son buenos cuando se recuerdan se hacen melancólicos. El pensar que esa parte tan bonita de tú vida nunca se va a volver a repetir, aunque pase alguna situación parecida, nunca va a ser igual y eso deprime. Odio que los recuerdos se olviden. Odio cuando le digo a alguien: “¿Recuerdas aquella vez...?, o ¿Te acuerdas de...?” y que me respondan con un no o no lo recuerdo. Sin en cambio me encanta que cuando se lo pregunte me digan que si se acuerdan, que se lo pasaron genial ese día, etc... eso me alegra un montón ¿y sabéis por qué? Porque si he estado con esa persona pasando un buen rato en el pasado y se acuerda de ese día en el presente y futuro es porque me quiere y ese recuerdo es dulce y no quiere olvidarlo. Eso me agrada, y mucho más cuando de ese recuerdo han pasado años.
Aunque pase el tiempo siempre tendré los recuerdos en mente, pues así se lo que tengo que hacer para ser feliz y disfrutar tanto como antes.

lunes, 4 de marzo de 2013

En estos días...




En días como este necesito tiempo para mí... necesito estar sola, poder pensar pero veo que mis padres no se dan cuenta. En este tipo días en los que no puedo más necesito el apoyo de mis amigos, de mis mejores amigos... Aquellos que siempre han estado hay para lo bueno para lo malo, al igual que he estado yo para ellos. En días como estos en los que mis padres están cabreados conmigo y no se el porque, cuando parece que no le importo y les da exactamente igual lo que haga, pero una cosa si que hacen, es tenerme controlada todo el puto día. Me controlan el teléfono, mis contactos, mis conversaciones... Me lo controlan prácticamente todo. Me siento ahogada en mis propias lágrimas, pues en este tipo de días lo único que hago es llorar y llorar. Me siento incomunicada, pues no me dejan el móvil para poder hablar, ni si quiera me dejan el portátil para poder subir cosas al blog. Desconfían de mí, no me dan libertad, no puedo mantener una vida normal como la de cualquier chica de 14-15 años... Siempre me castigan por tonterías. Me dicen que deje el móvil o el portátil cuando solo llevo unos minutos o media hora con ellos...cuando por ejemplo mi padre se tira las horas muertas con su móvil y mi madre con su portátil metida en los juegos del Facebook. Odio que me digan que haga cosas que ellos no hacen y sin embargo en muchas otras ocasiones me dicen que tome ejemplo de ellos... Luego con yo les digo que ellos se pasan las horas muertas enganchados me dicen que es mentira y que ellos son mayores de edad y pueden hacer lo que les de la gana sin darles explicaciones a nadie y que no me tengo que fijar en ellos... Encima me echan en cara que vivo en su casa y que es solo suya que mía no es pero cuando hay que limpiar misteriosamente también se convierte en mía, porque sinceramente si no fuese mía yo no limpiaría nada. Cuando me dicen que tengo que cumplir sus normas porque estoy en su casa me dan unas ganas impresionantes de decirles: “Estoy en esta casa por obligación y porque me ha tocado ser vuestra hija sino no estaría todavía aquí...” Y mi padre es tan cruel que me ha llegado a decir que no me va a pagar mis estudios porque dice que lo que yo quiero estudiar que es periodismo no tiene una buena salida profesional y quiere que estudie ingeniería una cosa que no me gusta para nada y me dice que como quiera estudiar periodismo me voy a tener que pagar la carrera limpiando escaleras y que no sirvo para nada. Otra cosa que hace es que me dice en verano que estudie cuando he sacado buenas notas, siempre lo hago soy una buena estudiante, me dice que coja un libro y estudie, y pienso que como lo voy a hacer si los libros se quedan en el instituto. Además yo en mi vida he visto que mi padre coja un libro y se lea, solo lee cosas de internet (artículos, otras noticias y lo que sus amigos/as publican en Facebook) y rara vez revistas porque solo se las compra para ver las fotos.