Ya estoy por aquí chiquitines, la espera por fin llegó a su fin y aquí me tenéis de nuevo. Cada viernes me tendréis por aquí con un poquito más de mí, con un pedacito de mi corazón. Nos leemos.

domingo, 28 de diciembre de 2014

Pequeño gorrión.

Allí me encontraba. Esperando, no sé a que o a quien, pero esperando me hallaba. En aquella gran habitación repleta de todo tipo de lujos. No sabía muy bien porque me encontraba allí, sentada en la gran cama de aquella habitación. ¿Qué hacia en ese lugar? No tengo ni idea. Lo último que recuerdo es que estaba sentada, contemplando al río Sena con todo su esplendor. La naturaleza de aquel lugar me encantaba. A partir de ese recuerdo todo se desvanece. No hay ninguna imagen clara. No hay nada nítido. Excepto esta habitación, que parece de otro siglo.
Es una habitación antigua, con mucha luz que entra por la gran ventana que esta a la izquierda de la cama. La cama es enorme y con dosel, la colcha que la cubre es de tonos rosados. Los muebles son antiguos y elegantes, la pared está decorada por un papel que ya está desgastado y casi no le queda color y una chimenea en frente de la cama termina el conjunto. Todo es muy vintage, lo cual me gusta.
Me levanto y miro por la ventana que está abierta y entra una brisa primaveral, la cual se agradece. París está de fondo tan bonita como siempre, aunque la noto cambiada. Me aparto de la ventana y me fijo en cada pequeño detalle que encuentro. Lo miro todo con la curiosidad de una niña pequeña.
Encuentro una pequeña estantería un poco escondida cerca de la mesita. Hay un par de libros de música, un recetario y algunos de amor. Todos son antiguos. Curioseo uno de música, creo que es de un músico francés de hace un par se siglos. Estoy tan embelesada con él que el pequeño ruido que puede hacer el aleteo de un pequeño gorrión al entrar y posarse en la chimenea me asusta, pero su canto me tranquiliza. Quiero acercarme a él pero se percata de mí y sale volando. Dejando en la chimenea una pequeña pluma marrón. Una pluma de un pequeño gorrión.

jueves, 25 de diciembre de 2014

jueves, 18 de diciembre de 2014

Quien no arriesga no gana.

Quien no arriesga no gana,
o eso dicen,
o eso me dicen.
Al menos a mí
me lo decían
y creo, solo creo,
que gracias a ello
empecé a arriesgar
a arriesgar con todo.
Creo que gracias a ello
pude empezar a creer,
a creer en los sueños,
en mis jodidos sueños.
Y aunque a veces
he arriesgado
y no lo he conseguido
nunca he tirado la toalla
porque creo que ese dicho
es cierto, creo que
es la pura verdad.
Quien no arriesga
no gana
pero, también
quien no arriesga
no pierde.
Y a veces
es necesario perder
para aprender.

Harta y sin fuerzas.

Estoy decepcionada por todo. Estoy harta de esforzarme y de no conseguir nada a cambio. Estoy harta de darlo todo de mí, todas mis fuerzas para que mis metas estén más lejos, más y más inalcanzables. Estoy cansada de tener que esforzarme para nada. Estoy harta de que mis sueños se vena destrozados porque no valoran todo lo que hago, joder. Tengo ganas de llorar y no puedo. Tengo ganas de evadirme de malas maneras y no debo, joder, pero me muero de ganas...aunque no puedo, no debo. Se supone que ya lo superé. Se supone que ya he pasado varios problemas y demás adversidades y que no he tenido que recurrir a ello porque "estoy bien" pero ahora... Ahora es distinto. Ahora necesito evadirme. Todo me ha superado y quiero volver a hacerlo pero me sentiría repugnante, decepcionaría a muchísimas personas y lo más importante de todo, me decepcionaría a mí misma... y eso es lo que más me duele. Por eso no lo hago, por eso intento no hacerlo pero mis fuerzas se acaban. Se van consumiendo por segundos y ya se están acabando. Y mi fuerza es lo único que me ayuda a seguir, es lo único que me mantiene a salvo de todas esas estúpidas maneras de evadirme. Por eso cuando mi fuerza se acabe del todo...yo también lo haré.

miércoles, 17 de diciembre de 2014

Rima XIX

Este sentimiento
me está matando.
Frustración,
rabia,
dolor.
No quiero sentirme así
pero, sin embargo
no puedo evitarlo.

Tengo miedo.

Creo que me estoy enamorando de nuevo pero, ¿quiero hacerlo? Se lo que duele enamorarse, porque sí, enamorase duele al igual que amar. Da igual que al principio no duela ,acabará doliendo. Salgo de un amor para meterme en otro. Saltó de un dolor a otro. No sé como lo consigo, no sé como tengo todavía el valor suficiente para poder amar y enamorarme se nuevo, después de todo... Quizá es que este loca, puede ser. También puede ser que la locura que padezca se llame amor.
Tengo miedo se enamorarme de nuevo. Ya que al fin pude olvidar a aquel chico que tenía clavado en mí, quisiera poder disfrutar de la vida sin amor ni enamoramiento alguno. Pero parece ser que no es así. Llegó él y lo cambió todo. Me hizo olvidar, me hizo recordar lo que era volver a amar, amar sin dolor (o al menos por ahora).
Espero que él no me haga daño,me decepcionaría muchísimo darle una oportunidad, una nueva oportunidad al amor por él y que después me acabe doliendo... Me niego rotundamente a ello. Merezco poder disfrutar del amor tanto como el tiempo me deje vivir. Pero, pero tengo miedo a enamorarme, a que me hagan daño, a sufrir...
No quiero que esto acabe, que acabemos mal. Por eso temo, temo al amor, temo a enamorarme.

martes, 16 de diciembre de 2014

Te olvido.

Tengo que olvidarte,
más bien debo hacerlo.
Aunque no quiera,
aunque no pueda,
aunque no sea mi ética.
Debo hacerlo,
y eso haré.
Te olvidaré.

lunes, 15 de diciembre de 2014

50 cosas sobre mí.

Hoy os traigo una entrada un tanto peculiar. Mi amigo Leo hace poco más de una semana subió a su blog una entrada de un tag sacado de YouTube, 50 cosas sobre mí, y al final de esta entrada, puedes leerla aquí, me taggeo y bueno aquí estoy. Así que aquí va---> 50 cosas cobre mí.

1. Soy muy baja. Mido lo mismo que un Homo habilis, aproximadamente 1'55m.
2. Me cabreo con facilidad aunque se me pasa rápido.
3. Cuando me enfado suele ser muy borde y digo cosas de las que después me arrepiento.
4. No me cuesta pedir perdón pero prefiero hacerlo mediante un medio que no sea cara a cara.
5. Soy muy cabezota. Cuando se me mete algo en la cabeza me da igual todo lo demás.
6. Soy una romántica empedernida.
7. Me gustan las cursiladas aunque algunas veces me resultan empalagosas.
8. He estado enamorada (u obsesionada, llámalo como quieras) durante casi seis años de la misma persona (es increíble pero cierto). Actualemente ya no.
9. Se me enamora con los pequeños detalles.
10. Me encantaría poder expresar todo lo que escribo dibujando pero soy realmente patosa a la hora de dibujar.
11. Mi instrumento favorito es el piano aunque por desgracia no lo toco. Ni el piano ni otro instrumento.
12. Me desahogo escribiendo aunque muchas veces no conseguía hacerlo del todo y acudía al daño físico.
13. Voy al psicologo desde hace un año. Mi próxima sesión será en febrero pero voy a pedir que me la adelanten.
14. He tenido tres psicólogos distintos: María, Salvador y Mercedes.
15. María fue mi primera psicóloga. Verdaderamente la odiaba. No sentía ninguna complicidad con ella y notaba como no me ayudaba verdaderamente.
16. Salvador fue mi segundo psicólogo aunque para mí fue mucho más que eso, era un apoyo más un confidente. Nada más conocerlo sabía que él iba a ayudarme. Sentía muchísima confianza con él y me sentía genial por él. Si estoy ahora medianamente bien es por él.
17. Echo de menos a Salvador, se tuvo que ir a Málaga (por eso ya no tengo más sesiones con él).
18. Mercedes es mi actual psicóloga. No me cae demasiado bien aunque no la conozco mucho.
19. Me cambie del bachillerato de sociales al científico de la salud.
20. Quería estudiar derecho pero las letras me agobian.
21. Creo que estudiaré biomedicina.
22. Aunque todavía no tengo nada claro.
23. Química también me resulta interesante.
24. Al igual que psicología.
25. Quiero mucho a mis 'Patatas kawais'.
26. También quiero mucho a mi chico misterioso.
27. Soy un tanto bipolar.
28. Cuando estoy con el periodo estoy insoportable así que mejor no me digas nada.
29. También soy muy insegura de mi misma.
30. No se que haría sin mo Beffa.
31. He pasado por mucho con sólo 16 años.
32. Algunas experiencias pasadas me han marcado. Gracias a ellas soy como soy. 
33. Esas experiencias me han echo fuerte y débil a la vez.
34. Me considero madura para mi edad.
35. Pero también tengo mi carácter inocente e infantil.
36. Soy algo rara pero me da igual. Me gusta ser así, en realidad es un halago aunque se utilice como 'insulto'.
37. Me gusta 'Cuarto milenio', lo encuentro realmente interesante.
38. Leer es una de mis grandes pasiones.
39. Mi libro favorito es 'Revolución de Jennifer Donnelly' y mi personaje favorito 'Alexandrine Paradis' también de 'Revolución'.
40. De ahí viene el nombre del blog y el pseudónimo que utilizo cuando escribo. Aunque le añadí una -e final a 'Paradis' por mera fonética y estética.
41. Me siento muy identificada con ese personaje.
42. Me he reeleido varias veces 'Revolución' y cada vez que lo hago descubro nuevas cosas, pequeños detalles escondidos que son mágicos y hacen más especial aun la historia.
43. Soy cáncer. Nací un 20 de Julio de 1998.
44. Creo mucho en el horóscopo.
45. Me gusta estudiar. Suelo estudiar con música.
46. Me encantaría trabajar en un laboratorio haciendo alguna labor con la que poder ayudar a la gente.
47. He perdido a muchas personas, tanto por su muerte o por su propia decisión.
48. Tengo personas a distancia que me han ayudado muchísimo.
49. Dicen que soy fuerte.
50. He sufrido mucho por amor pero aun así  sigo creyendo en él.
Así soy yo.



Bueno pues ya está, estas son 50 cosas sobre mí. Espero que os haya gustado. Y bueno me gustaría agradecer a Leo que siempre me tenga en cuenta. Y también me gustaría darle las gracias por todo, por esas llamadas cuando echo de menos su voz, por esas sonrias que me sacas y que tú intuyes, por esos pedacitos de felicidad que me das. Gracias por todo. 

Y bueno tendría que decírselo a 5 personas pero sólo me ocurren a dos de mis patatas kawai así que me gustaría que hiciesen esta entrada:
http://sesiempresimplementetu.blogspot.com
http://kawaiiparadise15.wordpress.com/

Espero que os haya gustado esta entrada y comentar, podéis dejar vuestra opinión de todo. Bueno creo que nada más que añadir. Gracias por cada visita, hacéis que crea en esto, en mi sueño.

domingo, 7 de diciembre de 2014

Futuro incierto.

Puto futuro,
futuro incierto,
¿por qué todo lo cambia?
Joder, siempre lo mismo.
De un momento a otro,
todo cambia,
tan de repente
y sin hacer nada.
Sin poder evitarlo.
Que caprichoso es el destino 
aunque yo más bien 
lo llamaría puto.
Puto destino
que me hace estar colgada,
que me aturde,
que me jode.
¿Por que me haces esto?
Joder, no puedo más.
No puedo más, joder.
Futuro incierto,
me estás matando.
Ya ni sé donde 
cojones voy a vivir
de aquí a unos meses,
de aquí a final de curso.
No sé si seguiré aquí
o si por el contrario 
me tendré que ir.
Y si me voy
todavía no tengo destino fijo,
o Alicante o Barcelona.
Alguno se esos dos.
Pero joder, no quiero.
Me niego rotundamente 
a ello, a marcharme.
Lo tengo todo aquí,
mi vida,
mi gente,
mis cosas,
mi todo.
Futuro incierto,
puto destino,
por favor,
dejad de joderme 
de una Puta vez,
que yo no os he echo nada,
absolutamente nada,
joder.

sábado, 6 de diciembre de 2014

Todo cambia.

El tiempo pasa y hace mella en todos nosotros. Las cosas cambian, las personas se van y el tiempo se acaba. Todo va dictado por el tiempo. Nuestro tiempo. El que gira alrededor de nosotros. Se supone que el tiempo todo lo soluciona. También se supone que con el tiempo sanan todas las heridas incluso las que no se ven, las del corazón. Aunque yo, personalmente, lo pongo en duda. El tiempo muchas veces también es el causante de esas heridas, muchas veces es el culpable de nuestro sufrimiento. Es el causante de que todo cambie. Y si las cosas van genial y cambian sólo pueden ir a peor. Y eso duele. Duele tanto que sangra. Y ese sufrimiento es él que tengo ahora mismo. De un momento a otro todo cambió. Mi mundo de color de rosa se volvió gris. Las tardes maravillosas que pasaba junto a él se volvieron soledad. El dulce sabor de sus labios fue sustituido por el amargo café. Las sonrisas que él me sacaba ahora son lágrimas. Y todo esto porque el tiempo pasa cuando queremos que se pare, hace que las cosas cambien cuando todo va perfecto y hace que las personas se alejen de nuestro lado cuando más las necesitamos.

jueves, 4 de diciembre de 2014

Jodida.

Ya estoy  demasiado jodida 
y joder, ya estoy cansada.
Demasiado cansada.
Estoy harta de todo.
Estoy harta de que todo cambie,
de que cuando todo va bien
el caprichoso destino lo cambie todo.
Estoy harta de que
cuando al fin, joder,
cuando consigo tener las respuestas,
las malditas respuestas,
esas que tanto buscaba...
El puto destino, karma o universo,
se lo que sea
o sea quien sea
es puto, porque joder,
todo lo cambia.
Lo hace y me descoloca,
lo hace y me jode
e incluso, muchas veces,
lo hace y me hunde.
Me hace tocar fondo,
hundirme tanto y,
cada vez más y más,
hasta sentirme jodida.

martes, 2 de diciembre de 2014

Pérdidas.

Todo el mundo ha perdido a alguien alguna vez. Todos saben cual es ese dolor. Ese dolor característico en el pecho, ese que parece que te cala hasta el alma. Todos saben el vacío que se siente, las lágrimas derramadas, esa tristeza incurable.
Pues bien, yo siento eso todo el maldito tiempo. He perdido a tanta gente..., ya sea por su culpa, por la mía o porque ya no están aquí...pero el caso es que los he perdido, ya no están y duelen.
Por cada pérdida nueva debería de doler menos, se supone que ya estoy acostumbrada al dolor. Ya no siento. Pero parece que eso no es así, cada pérdida duele más, cada persona que se aleja deja un vacío en mí que no es posible llenar con nada más, cada persona se lleva un pedazo de mí irremplazable... Cada vez duele más y no sé como afrontarlo. Cada puta pérdida me rompe más, por cada persona perdida me rompo en mil pedazos más de lo que estoy. Soy una persona rota, rota y destrozada y cada pérdida me deja peor, más rota aún y joder, no quiero romperme más, no quiero perder a nadie más. Pero a veces las pérdidas son inevitables...
...o ¿acaso puedes hacer que un suicida ame la vida?, ¿acaso puedes ser inmortal?, ¿acaso puedes obligar a alguien a que se quede?, ¿acaso nunca cometes errores?...ya te digo yo que eso es imposible.
-¿acaso puedes hacer que un suicida ame la vida? No, un suicida odia la vida, va a acabar suicidándose.
-¿acaso puedes ser inmortal? Todos morimos, es inevitable.
-¿acaso puedes obligar a que alguien se quede? No puedes, si se quiere alejar que lo haga, es algo que no puedes obligar.
-¿acaso nunca cometes errores? Eso es imposible, todos cometemos errores, somos humanos.