Ya estoy por aquí chiquitines, la espera por fin llegó a su fin y aquí me tenéis de nuevo. Cada viernes me tendréis por aquí con un poquito más de mí, con un pedacito de mi corazón. Nos leemos.

jueves, 27 de febrero de 2014

Sin un rumbo en concreto...

Hola a todos, está entrada no va por nada en especial. Sólo es que no me siento muy bien después de todo lo que está pasando en mi vida desde hace tiempo y tengo la necesidad de tener que soltarlo todo y ya veis. Aquí estoy escribiendo con lágrimas en los ojos, llena de impotencia, de rabia y de dolor. Y como bien dice el título de esta entrada no tengo ningún rumbo en concreto. No sé que va a pasar con mi vida dentro de poco, a ser verdad no sé lo que va a pasar mañana en ella. Puede ser que sea un día de lo más feliz o puede que sea completamente una mierda. Eso no depende de mí, realmente depende de la gente que me rodea, de la gente a la que le "importo" y que me "quiere". Lo pongo entre comillas porque hay mucha gente que no sé si es verdad que están hay por todo eso o solo por interés o esas cosas. La verdad es que me da mucha pena pensar que la gente puede llegar a ser así, pero esa es la sociedad en la que actualmente vivimos y la gente puede llegar a ser muy hipócrita sólo para que ellos ganen. Pienso que la gente así da verdadero asco y que es mejor mantenerla apartada de mi vida, pero hay veces en las que llego a confiar tanto en personas así. Pero lo hago porque no sé en realidad como son, creo que las conozco pero no, no es así. Tienen dos caras, las personas así tienen dos malditas caras y no se dignan a mostrarlas a ambas, solo a una la "buena" por llamarlo de alguna manera, la que más le conviene. Y la otra, bueno la otra podríamos llamarla la "mala" porque esa nunca la muestran. Tienes que tener muy buen ojo, mucho presentimento solo para poder sospechar de ella o ver un poquito de ella. Vivimos en un mundo lleno de hipócritas, de gente que solo está por el interés y eso da realmente asco. Al estar rodeada de gente así no sé que se puede hacer en esta vida. No sé que camino elegir, que rumbo escoger pues si escojo alguno en el que alguien hipócrita juegue un papel importante ya puedo despedirme de todo. Por eso voy sin un rumbo en concreto...

martes, 18 de febrero de 2014

Mi felicidad siempre va a depender de él.

No sé como estoy, es como estar en una montaña rusa. Mi estado anímico está completamente loco. Y todo por él un chico, un chico muy especial que llegó a mi vida hace poco tiempo... Parece ser que él tiene el control de esta montaña rusa que es mi estado de anímico. Puede hacer que pueda llegar a lo más alto, con plena felicidad y al cabo de un segundo puede hacerme pasar por el peor de los momentos, cayendo en picado hacia una profunda tristeza. Es triste saber que tu felicidad depende de alguien, que tu estado anímico lo defina el trato que tenga contigo esa persona. Así, sé que nunca podré ser realmente feliz por mí misma. Es deprimente, pero así soy yo. Una chica vacía, sensible, con mucho cariño por dar, pero sin ningún chico a su lado que la quiera. Necesito ese alguien que llene mi pequeño corazoncito pero que siente mucho.
Pensaba que ya lo había encontrado, que él era mi príncipe azul pero me equivoqué. Él no es, no era, al menos eso es lo que saco yo de su comportamiento conmigo. Aunque también puede ser que me esté equivocando con todo esto o que él sepa esconder muy bien sus sentimientos o que a consecuencia de llevar poco tiempo hablando con él no sepa como demuestra las cosas, como él saca a la luz sus sentimientos más profundos o todavía no se ha decidido a dar nada por claro o por seguro, o tal vez solo somos AMIGOS. Si es así, si somos solo AMIGOS eso me mataría, pero me tocaría aguantar. Mejor eso que nada. Ademas dicen que de la amistad al amor solo hay un paso, ¿no? Al menos así tengo una esperanza, una motivación para seguir con mi día a día. Ser su amiga es como tenerlo pero a la vez no.
Con él todo es un mundo nuevo cada día por descubrir. Se puede levantar normal un día cualquiera, al otro motivado, al otro totalmente borde y al siguiente graciosillo. En ese aspecto es una bomba. Y todo eso en cierto modo, directa o indirectamente me afecta hasta un cierto punto. No es sólo porque  sea él, porque me gusta, porque le quiero o porque lo más seguro es que me esté enamorando de él, sino porque con él noto una extraña conexión, una conexión tan especial que no la siento con nadie más, sólo con él. Es algo realmente mágico. Todo es muy raro pero a la vez muy bonito. Es algo difícil explicar que es lo que verdaderamente siento por él porque más bien es según el día y su comportamiento.

viernes, 14 de febrero de 2014

14 de Febrero, San Valentín.

Hoy es el día de los enamorados, un día que se supone que es especial aunque para mi es un día cualquiera otro más de esos 365 que forman un año. En cierto modo detesto este día porque gracias a esta sociedad se ha convertido en un día muy comercial. En vez de ser algo especial se ha convertido en una especie de "costumbre" en la que si tienes pareja y no le compras nada ya está mal visto, en la que si has engañado a tu pareja pero sin embargo le compras algo ya estas perdonado. Y luego está la otra parte de la población: los que no tienen pareja, los solteros. A algunos les da prácticamente igual pero a otros puede ser una oportunidad para que alguien se les declare, para poder hacerlo ellos mismos o simplemente por la "magia" de este día.
Yo estoy en el grupo de los solteros pero sinceramente no sé en que lado posicionarme porque es verdad que paso, pienso que es un día demasiado comercial pero también vivo con esa ilusión en que algún chico me diga algo especial en este día, en que pueda pasar algo para recordar. Pero nada nunca pasa nada. Aunque hoy este día ha sido algo distinto a todos los demás. Hoy una persona especial me ha dado algo, ese alguien especial es una chica super maja que me ha ayudado mucho. Ella me ha dado unos regalitos que me han encantado; un clavel rojo y un libro. La verdad es que no me lo esperaba para nada y ha sido una grata sorpresa. Siempre que la he necesitado ha estado allí, siempre me ha dado su apoyo, siempre me ha aconsejado lo mejor que puede. Ella es muy grande, ella es muy especial, tiene una sonrisa preciosa. En definitiva ella es única y me encanta eso de ella. Ella es Gina, una gran persona. No la conozco mucho, pero es una gran luchadora, una gran guerrera que siempre sigue a delante. Y por eso la admiro muchísimo. Eres un amor*-*
Muchas gracias Gina. Te admiro muchísmo, eres muy grande.
TE QUIERE; TU ANÓNIMA. <3


martes, 4 de febrero de 2014

El amor es un juego.

El amor es sólo un juego, solo eso. Un juego entre dos y en el que siempre uno acaba dañado, perjudicado y enamorado. Porque el amor es así, hoy día muy pocas personas aman de verdad y menos aún son correspondidas. Odio participar en este juego porque sé que al final la perjudicada seré yo. Lo odio porque al principio no sabes cómo demonios empieza, ni cuándo, ni por qué. Sólo te vas dando cuenta cuando la otra persona quiere que lo hagas, es una auténtica manipulación que al principio no lo parece. Lo más gracioso es que casi todo el mundo conoce la existencia de este juego que mancillado el nombre del amor pero nadie se revela para que esto acabe, salvo los románticos y enamorados que eso está claro.
Todos son como marionetas en manos de otros, por eso lo detesto, no te dejan ni ser feliz no libre.


lunes, 3 de febrero de 2014

Enero.

Hola a todos, antes de comenzar con está entrada voy a comentaros que a partir de ahora al final de cada mes voy a escribir un texto o una valoración sobre él. Hoy voy a hacerlo con Enero; al final de este mes lo haré de Febrero y así consecutivamente. Y una cosilla más: os agradecería que comentarais en las entradas, dadme vuestra opinión, hacedme críticas, me da igual que sean buenas o malas. Quiero aprender y mejorar con cada crítica. Muchas gracias.

Enero, bonito mes ¿no? Un mes donde un nuevo año comienza. Un mes lleno de oportunidades. Un mes lleno de optimismo. Un mes lleno de propósitos. Un mes lleno de esperanza. un mes lleno de ganas de vivir. Un mes lleno de felicidad.
Todo parece perfecto, ¿no es así? Pues no, nunca lo es. No. No es así. ¿Acaso tu vida cambia sólo por el hecho de cambiar un número de cuatro cifras? Pues no, si tienes problemas antes de las 00:00 del 31 de Diciembre de cualquier los vas a seguir teniendo justo después de las campanadas. A las 00:01 del 1 de Enero del año siguiente vas a tener los mismos problemas. Nada cambia salvo ese último número, el nombre del mes y el día, pero ¿Tu vida lo hace? Sinceramente yo pienso que no, porque el hecho de que sea un año nuevo no va a cambiar nada de nada. El hecho de que en un minuto sea Diciembre y  siguiente Enero es irrelevante, no va  hacer que tu vida se mejor o peor que antes. 
Yo antes también pensaba así, pensaba que por el hecho de ser un nuevo año, de que cambie ese último número iba a ser crucial en mi vida. Siempre confiaba en ello, en la "magia" de ese día, de esa magnifica noche. Lo creí hasta ahora. Es el único año en el que no he formulado ningún propósito. Perdí a esperanza de todo esto durante gran parte del año pasado. Estaba rota, echa trizas, y me di cuenta de que de un día para otro no iba a cambiar mi vida e hice muy bien pensando eso.
Bueno, volviendo al tema de Enero, mi Enero...puf, me han ocurrido tantas cosas en tan poco tiempo. 
Amigos se han ido sin decir un último adiós, dejando un gran vacío en mi interior.
Gente nueva a entrado en mi vida y está llenando el vacío que otros dejaron.
Nuevas emociones, sentimientos.
Lágrimas, desesperación.
Heridas, cicatrices.
Y felicidad.