Ya estoy por aquí chiquitines, la espera por fin llegó a su fin y aquí me tenéis de nuevo. Cada viernes me tendréis por aquí con un poquito más de mí, con un pedacito de mi corazón. Nos leemos.

sábado, 3 de agosto de 2013

¿Por qué?

¿Por qué? ¿Por qué he podido, puedo y podré quererte tanto? ¿Por qué en todos estos años, en estos cinco jodidos años, no he podido olvidarte? ¿Por qué cuándo me hablas soy la chica más feliz de la faz de la Tierra y una gran sonrisa me invade la cara? ¿Por qué me haces olvidarme de todo, de todos mis problemas cuándo hablamos? ¿Por qué lo nuestro nunca va a poder ser? Mi pregunta es, fue y será... ¿por qué? y tengo tantos porqués, es una lista infinita. Una lista infinita de porqués sin respuesta, para algunos de esos porqués yo tengo esa respuesta que tanto ansío, pero para otros la respuesta la tienes tú pero no me atrevo a preguntarte, tampoco creo que me contestes, otros sin embargo no tienen respuesta posible. 
Espero que algún día todos esos porqués de la lista infinita tengan al fin la respuesta que tanto necesitan.

Aquel día...

Recuerdo el día en el que te conocí. Recuerdo esa sonrisa que desde el primer momento en que la vi me enamoré de ella. Recuerdo esos ojos que me miraban y que la mismo tiempo no lo hacían. Recuerdo tus tonterías, tus risas... Me acuerdo tanto de ese día. Fue hermoso y más aún el recuerdo que queda de ello. Lo triste es que ya pasó y ya hace 5 años de ello. 5 años enamorada de la misma sonrisa. 5 años llenos de sueños. 5 años de sueños rotos. 5 años echándote de menos, hablando contigo casi todos los días y queriéndote más de lo que puedo.

 

Sueña despierta, vive tu sueño:)

Sueña despierta, vive tu sueño. Toma esta frase como filosofía de vida, como un lema, tómala como quieras pero sólo te pido una cosa: que hagas lo que esta frase te dice. Me parece muy importante que gente como tú o como yo, sueñe, que sueñe a lo grande, pero además que aparte de soñar que intente que su sueño se haga realidad, que intente vivir su sueño. Sueña, pero haz de tu vida un sueño.
Soñar es mantener la ilusión que algún día tuvistes de pequeño. Aquella ilusión que tenías cada vez que te despertabas y sabías que aquella noche te había visitado el ratoncito Pérez. Aquella ilusión que tenías cada día de Reyes o de Papá Noel. Aquella ilusión cuando te iban a comprar algo especial.
Así que ya sabes, aunque crezcas cada vez que sueñes seguirás siendo como aquel niño pequeño que un día fuiste.