Ya estoy por aquí chiquitines, la espera por fin llegó a su fin y aquí me tenéis de nuevo. Cada viernes me tendréis por aquí con un poquito más de mí, con un pedacito de mi corazón. Nos leemos.

sábado, 5 de octubre de 2013

Dolor.

Dolor, dolor es lo que siento con cada calificativo negativo que utilizas para describirme. Yo no soy así, has echo que me crea todas esos calificativos. Tú eres la que me has cambiado, la que has echo que me esconda en mi coraza y salga en pocas ocasiones. Mi sonrisa y felicidad han sido afectadas por tu culpa, he pasado de ser una chica alegre y feliz a ser una chica abatida y triste. Gracias a ti cada día me veo peor, gracias a tus calificativos (que me he creído) mi reflejo en el espejo ha ido cambiando, cada vez me saco más defectos al mirarme en el. Te odio, te odio con toda mi alma, muchísimas gracias por destruirme poco a poco.
Creo que no hace falta que diga que tú eres la sociedad.


jueves, 3 de octubre de 2013

Soledad.

Soledad, la mejor compañía que puedo tener. Estoy sola en mi triste soledad.
La gente me ha ido dejando, abandonando poco a poco, y ahora solo me queda mi preciosa soledad. Mi soledad algunas veces es triste, depresiva, enloquecida, derrotada... Sin en cambio muchas otras veces son alegres, divertidas, preciosas, entretenidas... Estoy bien en mi soledad, rodeada de mis más fieles amigos, aquellos que nunca me han dejado ni me dejarán: mi música, mis libros, mis cuchillas y mis cicatrices. Soy feliz así, soy feliz expresando mis emociones y sentimientos en mi soledad, sin tener que fingir sonrisas y llorando cuando lo necesito sin preocuparme de que la gente me vea. Junto con mi soledad puedo ser yo misma, por eso me gusta tanto mi soledad.


Gente.

Echo de menos a mucha gente en mi vida, a gente que quería y aún quiero. No sé el porqué se fueron, no sé el porqué de su causa. Lo único que sé es que ya no están y eso me deprime, me entristece.
Sé que he cambiado, que ya no soy como antes y ya nunca podré ser igual que antes. A lo mejor por cambiar la gente se ha ido de mi lado, me ha abandonado... No los juzgo a ellos por dejarme, me juzgo a mí misma por dejar que eso sucediese, porque ahora, en mis peores momento, es cuando más las echo en falta, cuando más las necesito. En estos momentos me siento muy sola sin esa gente...